2 septiembre 2009

Quién soy, de dónde vengo y a dónde voy

Posted in Uncategorized a 14:04 por objetivolima


Casualmente estoy aquí, al otro lado del charco. Es una historia demasiado larga o demasiado corta que no me apetece contar en estos momentos. Baste decir que he llegado bien. Que tengo ganas de continuar mínimamente aquel pequeño gran blog que fue Objetivo Lima. Aunque yo sólo sea el cincuenta por ciento. Quizás algunos (alguno) recuerde algo sobre un intento anterior: Casualmente Aquí. He decidido mantener el nombre, mudarme a WordPress y comenzar con este post:

He llegado a Philadelphia. Nunca antes había estado aquí. Mientras espero a que el agente de aduanas me de la orden de pasar por su ventanilla pienso que mi afición por empezar desde cero cada poco tiempo terminará trayéndome algún disgusto. Sigo. Preguntan, respondo, sellan. Ya estoy, oficialmente, al otro lado. Vengo sin casa. Sin mapa ni direcciones a los que agarrarme, pero en realidad, desde que compro una tarjeta de teléfonos hasta que llego a mi destino no pasa más de una hora. La experiencia, que es un grado o grado y medio.

Y os preguntaréis qué hago aquí. En la mochila tengo una beca de la Universidad de Villanova. Dice que voy a trabajar veinte horas semanales como profesor de español para alumnos de nuevo ingreso y que, además, voy a estudiar nueve créditos semestrales de una cosa llamada Hispanic Studies. Ya veremos lo que pasa luego, la distancia que separa los documentos de la realidad. Dalmas abre la puerta. Dalmas es de origen keniata pero lleva mucho tiempo en Estados Unidos. No tenemos agua, dice. No tenemos luz ni muebles. Bien, respondo. Pero puedes quedarte aquí hasta el lunes, que nos instalan todo. Es la casa de su novia, no la casa de la que me había hablado por internet y que posiblemente alquile. Que alquilo unos días más tarde, cuando efectivamente llegan el agua y los servicios básicos.

Me deja una habitación en la planta superior. Habré de quedarme aquí casi cinco días, pero no deshago el equipaje, todo es demasiado nuevo para tocarlo: los muebles, las mantas que me prestan, mis ganas de conocer Pensilvania. Son días extraños: compramos muebles, pagamos facturas, transportamos cosas, conozco a Kwami. Kwami es de Togo, lleva cuatro años en América. Será mi segundo compañero de piso y con él cerramos el mercado de fichajes. Comemos en un mexicano, en un chino y un par de pizzas. Me pregunto por la comida estadounidense y escribo rápidamente una nota en mi cabeza: descubrir la comida estadounidense.

Llega el martes, el máster. Y todo empieza a organizarse a mi alrededor. Nos mudamos finalmente. Parece un barrio tranquilo y duermo por primera vez en mi cama nueva. Mañana será otro día en Filadelfia.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Lydia said,

    Sabes que soy súper fan de los blogs (aunque éste no sea de viajes, que todo se verá…) así que ya tienes una fan asegurada que te va a seguir en tu aventura. Mucha suerte, y a actualizar se ha dicho.

  2. objetivolima said,

    ¡Me alegra tenerte por aquí guapa! Ójala pudiera ser un blog más viajero pero bueno… ¡¡creo que ni tú ni yo podemos quejarnos en ese sentido!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: