27 septiembre 2009

Inquietante, lo juro.

Posted in Uncategorized a 2:11 por objetivolima


Mi vida en Villanova se basa en dos cosas: leer y usar el ordenador portátil (Y dar clase y escribir, con lo que son cuatro al final). El caso es que estaba ahora mismo leyendo los periódicos, concretamente el diario ¨Público¨ cuando, bajando hasta las últimas noticias, retrasando al máximo el momento de ponerme a leer la novela de la semana, me he encontrado con un artículo sobre el investigador austríaco Kammerer, que se suicidó dos meses después de que le acusaran de manipular uno de sus experimentos para confirmar una de sus hipótesis más atrevidas. Terminada de leer la noticia he vuelto a la novela, La hija del Caníbal de Rosa Montero. Llevaba apenas diez páginas cuando dos de los protagonistas se han enzarzado en una de sus habituales discusiones. En un momento dado, para defender su argumento, uno de los dos ha soltado:

Mira, el libro este de Koestler, El abrazo del sapo, trata sobre un biólogo vienés de los años veinte, Paul Kammerer, que dijo que las coincidencias no existían.

Me he quedado de piedra, claro. Nunca en mi vida había oído hablar de este señor hasta ahora en que la ¿casualidad? ha querido que me lo encuentre por duplicado en un periódico español y en la novela que debo leerme este fin de semana. Novela, por cierto, que merece un post ya que me está sorprendiendo a pesar de que yo le tenía a Rosa Montero una tirria totalmente arbitraria e injustificada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: