20 febrero 2010

¨A estudiar¨

Posted in Uncategorized a 17:20 por objetivolima


Leo hoy esta carta en EL PAÍS escrita por una tal Rosario Ortiz. Es la segunda carta en poco tiempo (que yo recuerde, puede haber más) que trata el mismo tema y creo, en líneas generales, que tienen más razón que un santo (los dos, aunque no pueda encontrar ahora el enlace a la primera carta).

Cuando vienen mal dadas, la primera solución parece clara: congelarle el sueldo a los funcionarios. En época de vacas gordas, cuando un autónomo medio puede obtener con su negocio dos o tres veces (es un poner) el sueldo medio de un funcionario, todo marcha bien. Pero no es una cuestión de dinero, es evidente que nadie se mete a funcionario (al menos de carrera, los políticos son tema aparte) para hacerse rico, lo irritante es la perenne sensación que parece tener la sociedad de que el funcionariado toca en una rifa.

Hay que aclarar en este momento que, cuando hablo de funcionarios, me refiero a maestros y profesores principalmente, por ser lo que tengo más cerca y lo que he conocido desde siempre.

Parece, decía, que los funcionarios son tipos que pasaban por allí. Escogieron cinco números y dos estrellas, sellaron el boleto y el viernes por la noche ¡sorpresa! Una fotogénica azafata sacó sus números del bombo. La cosa es sensiblmente diferente y la influencia de la suerte es mucho más trágica para ellos: un mal día puede condenarte a dos años más de espera, que se dice pronto.

La primera parte es la más sencilla: cuatro años en cualquier universidad para obtener un título de grado. Por muy tranquilo que sea uno es imposible librarse de los febreros y los junios y los septiembres de tensión pero, como persona que ha dejado atrás (con éxito) esta primera parte del camino puedo decir que, excepto mi último cuatrimestre de carrera, me lo he pasado  como Dios. La parte jodida empieza después.

Pagamos nuestras cuotas, nos dan el papelote y listo: podemos presentarnos a las oposiciones. Se convocan (a excepción de Valencia, creo) cada dos años. Entonces empieza la competición, algunas de las palabras clave son: decenas de temas a estudiar, docenas de personas por plaza, competir contra interinos con experiencia laboral, jugártelo todo a una carta. Y creedme esto, que todos en mi familia son funcionarios y muchos de mis amigos aspiran a serlo: aprobar a la primera es casi imposible. Cada vez que te presentas, suma dos años más. Ya vamos por seis como mínimo. ¿Y mientras tanto? Mientras tanto estás sin trabajo, no tienes ni idea de cuándo te van a llamar, de si van a hacerlo siquiera y, si lo hacen ¡rápido! Coge tus bártulos, arranca el coche y lárgate al pueblo más recóndito de la región a cubrir una baja laboral.

A mí también me gustan mucho las ferias de mi pueblo y me hubiera gustado muchísimo ir los últimos cinco años (por hablar de una sola y anecdótica de las renuncias), pero imposible, caen siempre en medio de la época de exámenes. No me quejo, lo que me han dado mis años de universitario no lo cambiaría por todo el oro del mundo junto, pero luego, cuando digo que estoy dando clase en la universidad (y eso que no soy ni mucho menos funcionario, tengo un contrato temporal), me dicen lo que le decían a mi padre (la historia se repite y viene de lejos) y lo que muchos más han escuchado: ¨Joder, cómo vivís los maestros, que suerte tuviste¨. Perdona, la suerte nos la buscamos con años de estudios y de interinidades intermitentes de un sitio a otro. Víctimas para nada, no se me entienda mal, pero un poquito de por favor.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Seimour Skinner aka Armin Tamzarian said,

    AMEN !

  2. Compañera de mesa said,

    Quiero con este comentario dar mi apoyo a todos los opositores que sufren día a día, a los que el estómago les hace giros inesperados, a esos que muerden al aire (y me encanta)… y también a esa futura opositora que le estresa buscar piso.

  3. objetivolima said,

    Anda que no os lo pasáis bien en la biblioteca ni nada…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: