12 marzo 2010

Ha muerto

Posted in Uncategorized a 16:51 por objetivolima


De cierta manera, se esperaba desde hace tiempo. Se esperaba de forma inminente, quiero decir. Todos acabaremos en el mismo sitio, sólo que la inmensa mayoría de nosotros no dejará ni un 1% de lo que él nos deja. 

Yo andaba buscando un fragmento para ilustrar este post. Porque sus libros, El Camino y El Príncipe Destronado son de los primeros, junto con El Clan del Oso Cavernario y uno sobre Buffalo Bill del que no recuerdo el título pero sí la trama son los primeros que tengo archivados en mi biblioteca mental. Recuerdo perfectamente al Mochuelo tumbado en su cama, y recuerdo sus tribulaciones de cara al futuro, a continuar sus estudios y buscando buscado encontré este fragmento, con el que tanto me identifico y que me trae a la memoria noches en las que yo he sido el Mochuelo, y el futuro me esperaba a la mañana siguiente y yo no sabía qué esperar:

” Pero a Daniel, el Mochuelo, le bullían muchas dudas en la cabeza a este respecto. Él creía saber cuanto puede saber un hombre. Leía de corrido, escribía para entenderse y conocía y sabía aplicar las cuatro reglas. Bien mirado, pocas cosas más cabían en un cerebro normalmente desarrollado. No obstante, en la ciudad, los estudios de Bachillerato constaban, según decían, de siete años y, después los estudios superiores, en la Universidad, de otros tantos años, por lo menos. ¿Podría existir algo en el mundo cuyo conocimiento exigiera catorce años de esfuerzo, tres más de los que ahora contaba Daniel? Seguramente, en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el Mochuelo- y, a fin de cuentas, habrá quién, al cabo de catorce años de estudio no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero o una boñiga de un cagajón. La vida era así de rara, absurda y caprichosa. “
 

El Nobel que le tocaba a su generación se lo llevó Cela. Delibes nos deja la Literatura.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Tu rostro mañana said,

    Bueno, Cela también nos dejo algunas buenas novelas, como la Colmena, la familia de Pascual Duarte y el fantástico Viaje a la Alcarria. Pero sin duda D. Miguel, se merecía el Nobel, pues como dice algún periódico hoy fue la grandeza de la literatura sencilla y encantadora.
    El libro sobre Buffalo Bill no sería “La fiebre de Buffalo Bill”.

    • objetivolima said,

      Sí, ese era el título. Gracias por recordármelo.

      Decir quién se merece el Nobel y quién no es difícil. Lo que yo opino es que si se lo dieron a Cela, Delibes hacía méritos de sobra para recibirlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: