20 septiembre 2010

Hablando del curro…

Posted in Uncategorized a 14:59 por objetivolima


El diario El país comenzó el fin de semana pasado una serie de reportajes sobre jóvenes profesionales o en busca de profesión: ¨(pre)parados¨ se titula acertadamente esta serie. Hoy siguen recogiendo casos de jóvenes con graves problemas para encontrar empleos, entre ellos el de Marian Villa, una joven investigadora que a pesar de los cinco años de carrera, de los cuatro de doctorado, de sus estadías en el extranjero y un largo etc., sigue viviendo de becas y ayudas y apenas cobra 1100. Cifra que me ha llamado la atención no solo por lo bajísima que me parece después de 9 años de Universidad y de la enorme dificultad y dedicación que supone escribir una tesis doctoral en biomedicina sino porque es justamente lo que yo ganaba trabajando de camarero en la piscina, propinas incluídas.

Muchos, claro, intentamos meter la cabeza en cuanto podemos en los institutos de secundaria; y ya haremos el doctorado poco a poco, cuando buenamente podamos. Luego, otros, por su parte, se quejan de que no tenemos ninguna vocación. Y en mucho casos es cierto, a mucha gente (me incluyo) lo que nos gusta es la investigación, que es un trabajo tan respetable como otro, y por eso seguimos paseando libros en el campus con 30 años, o con 25. No nos hemos preparado para tratar con adolescentes en celo como tampoco para instalar una caldera de calefacción. Lo que nos enseñan en las maestrías, o en el doctorado, es a coger un libro y a decir cosas medianamente interesante sobre él, a ver lo que no se ve en una lectura ociosa. Y eso es lo que yo quiero hacer desde que mi padre me leía los cuentos de Andersen, o desde que me dio ¨La fiebre de Búfalo Bill¨ o ¨El clan del oso cavernario¨, saber lo que hay más allá de las palabras. Pero tener que mirar los precios del súper mercado cada vez que haces la compra, o andarte con ojo cuando compras pescado porque es más caro que lo demás aburre bastante, y a muchos a cierta edad, después de hacerlo durante años, ya nos va cansando. Así que seguiremos opositando a los institutos, o a las escuelas de idiomas o a FP, que son los refugios que nos quedan mientras escampa.

Los que tienen muchísima moral, y un par de huevos para seguir mirando por el microscopio con treinta años sin saber de qué van a comer cuando se acabe la beca lo único que tienen es todo mi respeto, aunque eso no les sirva de nada.

Anuncios

1 comentario »

  1. Verónica said,

    Bienvenido a la cruda realidad….. lo sueldos que se barajan en mi empresa no son mucho más altos, y hay gente con carreras y masters cobrando 1.300 euros. Un poco triste….
    En la piscina estabas muy muy bien pagado… Date con un canto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: