5 octubre 2010

Algunos comentarios sobre el viajá y el conocé

Posted in Uncategorized a 2:31 por objetivolima


Muchas veces reflexiono sobre los viajes. Para qué sirve viajar (¿realmente sirve para algo?), qué es viajar, adónde va a ser mi próximo viaje y cuestiones por el estilo. Hay una analogía que, por alguna razón, hago. ¿Qué diferencia hay entre tener un póster a tamaño real de la Mona Lisa en el salón y ver el cuadro original en el Louvre? El original está protegido por un cristal, seguramente anti-todo, salvo raras excepciones está rodeado de gente haciendo fotos y no puedes acercarte a menos de un metro; Me parece que la única diferencia es psicológica: uno sabe que está en París (Oh, la, la, Paris), en uno de los museos ¨gordos¨ del mundo y viendo un cuadro que dizque es de los más importantes del mundo. Yo personalmente preferiría tener la mitad de su valor en mi cuenta corriente que el cuadro en el salón, pero eso es otra historia. Lo que quiero decir, que no sé muy bien lo que es, es algo así como: ¿para qué vamos a ver otras ciudades? ¿Para aprender? ¿Pa’ conocé? Yo he aprendido mucho más en Caminomorisco o en Trujillo, por ejemplo, que en el Paris del que hablábamos antes o en Barcelona, a pesar de que su oferta cultural es indudablemente más amplia que la de estos pequeños pueblos extremeños. En fin, todas estas pajas mentales me llevan a postear aquí algunas recomendaciones, no a modo de consejo, sino como posibilidades alternativas por si alguien las quiere llevar a la práctica alguna vez:

1- Sal de noche: los años y la experiencia me demuestran cada vez más que esto es cierto. Visitar una ciudad de día es visitar media ciudad. El verdadero espíritu de las ciudades o, al menos, la otra cara del espíritu de las ciudades, sólo puede conocerse de noche. Cuando la gente se divierte, se deshinibe, grita y prácticamente nadie está trabajando. No conocer el ambiente nocturno de Londres o Nueva York es desconocer en la práctica estas ciudades. No quiero decir que haya que ir a una discoteca y tajarse con los nativos. Dar un paseo, entrar en algún bar a tomarse una cerveza, seguir con el paseo y volver a casa en metro o taxi puede valer.

2- Uno por una: un monumento ¨imprescindible¨ por un evento cultural. Todas las guías tiene su lista de ¨imprescindibles¨, las diez o doce cosas que no puedes perderte por nada del mundo. Esta es una de las mayores falacias del turismo burgués que yo por cierto he practicado tanto. El turismo de lista y tachón. Lo cierto, y si sigues la regla tres te darás cuenta, es que muchísimas de las personas que viven en las ciudades X no han visitado los monumentos Y, Z, N. Muchos neoyorquinos no han estado jamás en la Estatua de la Libertad y no creo que ningún turista que lo haya hecho se atreva a considerarse mejor conocedor de la ciudad por ello. Mi idea es que pases de al menos una de estas cosas incluidas en la lista de MUST y lo cambies por ir a algún bar con música en directo, a alguna performance/obra de teatro/concierto/exposición de jóvenes artistas en algún lugar apartado, etc.

3- Intégrate con la población autóctona: los sitios los hace su gente. Puede que hayas visto todos los museos de una ciudad, todos sus palacios y monumentos, sus estatuas, las esculturas de un tipo súper importante que donó parte de su obra a la ciudad. Puede que sepas decirle a tus amigos que van la próxima semana cuántas líneas de metro hay y cuáles son las paradas clave; pero solo quien ha vivido en el sitio X durante varios años, a veces toda su vida, puede transmitirte verdaderamente el pulso de la ciudad. A través de él puedes sentir cómo se respira allí, qué horarios sigue la gente, qué se hace y qué no. La versión subjetiva de un paisano es siempre más interesante que la de cualquier guía, si además el paisano en cuestión es un tipo en condiciones puede que sea también más completa. Estoy hablando de couchsurfing, por supuesto, pero no solo de couchsurfing: alargar la conversación con el recepcionista del hotel, ponerse a hablar con algún estudiante o trabajador de nuestra misma nacionalidad que esté viviendo por allí pueden ser otras opciones alternativas.

4- La panza es primero: hay que comer, y lo lógico es probar el producto típico de donde se está. Hay muchas maneras de hacer esto. Puedo decir sin miedo a equivocarme que para Lydia y para mí empezó un nuevo viaje el día que conocimos a una pareja de franceses en el lago Titicaca en Bolivia que, tras trabar amistad, nos preguntó: ¿dónde vais a cenar? Nosotros habíamos intentado ir siempre a sitios asequibles, limpios, decentes, etc. Ellos se sorprendieron de que no fuéramos a los mercados. Y descubrimos los mercados y las cantinas y bares donde verdaderamente comen los bolivianos. Entonces empezamos a conocer un poquito más Bolivia. Comiendo buñuelos y bebiendo chicha morada, o lo que diablos fuera aquello. A partir de entonces nos ¨impusimos¨ una nueva regla: donde veamos comer a la gente del pueblo, ahí vamos. Gran acierto.

Y esto es todo lo que se me ha ocurrido hoy para matar el rato. Mañana, ma ma ma más.

Anuncios

3 comentarios »

  1. veronica rodriguez said,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo pero mi única puntilla es que si no conoces gente autóctona quizá no consigas realizar la mitad de las cosas que dices, ya que muchas veces pecamos de “miedo´´ a adentrarnos demasiado donde creemos que quizá nos pueda pasar algo malo….

  2. objetivolima said,

    Ergo, el problema no es el conocimiento de la gente del lugar sino el miedo. De todos modos, lo que propongo no son actividades de alto riesgo precisamente…

  3. veronica rodriguez said,

    Vale.. ya lo sé…. pero a lo que me refiero esque a veces no es tan facil mezclarse con la gente del lugar. Depende de a dónde vayas. Hay en sitios en los que tienes mas posibilidades de sociabilizar que en otros y más facilidades a la hora de adentrarte en la vida de la gente y en algunos en los que directamente te dicen que no te mezcles porque puedes salir escaldado… Por eso creo que si ya conoces gente autóctona es una ventaja y un gran paso que adelantas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: