28 noviembre 2010

El fiestón de la democracia

Posted in Uncategorized a 21:54 por objetivolima


Llega Nochevieja y queremos hacer un fiestón de primera. Lo nunca visto. Nos ponemos a llamar a colegas y colegas para liarla parda y al final conseguimos que se apunten 50. Correcto. El siguiente paso es poner la pasta y empezar a organizarlo todo: ver el local, decidir quien se encarga de pinchar la música, cómo distribuimos el trabajo de organización y el posterior de limpieza, quién va a recaudar el dinero y hacer la compra, etc., etc. Al día siguiente hay una reunión con todo el mundo para ver quién se encarga de manejar el cotarro.

Unos cuantos se prestan a encargarse del marrón y se empieza a discutir quién debe ser el elegido.

20 no se presentan a la reunión y a 2 no les convence ninguno de los candidatos (quizás porque piensan que todos son igual de incompetentes para encargarse de organizar una fiesta que no termine siendo un aburrimiento y en la que encima haya que terminar poniendo más pasta porque las cuentas no salen).

De los 28 restantes: 11 votan a un tipo que les parece enrollado y formal y los otros 17 votan por otros tipos que quizás les parecen también enrollados y formales.

La primera conclusión es: se va a encargar de organizar la fiesta un señor del que pasan el 44% de los invitados y al que no quieren el 34%. Es decir: un 78% de los invitados pasa de su culo o directamente no lo quiere. (Nota al pie: al 78%, en otras ocasiones, se lo conoce como ¨aplastante mayoría¨) Y ese se llama, hoy (en cada elección tiene un nombre distinto), Artur Mas.

Y esta es, básicamente, la fiesta de la democracia. Gobierna el menos odiado de todos. Los que no van a votar se presupone que son vagos o estaban ocupados (que no vayan a votar porque están hasta las mismísimas pelotas de todos no se le pasa a nadie por la cabeza…), los votos en blanco se tiran a la papelera porque nadie sabe muy bien qué hacer con ellos y a la oposición se le pone la calefacción un poco más fuerte para que no pase frío. De la población entre 16 y 18 años a la que no se permite votar pero sí trabajar y cotizar como el que más tampoco se dice nada: ssssshhhhh.

Hay cosas más divertidas, como por ejemplo que el penúltimo premio Nobel de la paz haya enviado su mayor portaviones con 6000 soldados y 75 aviones a darse una vuelta por Corea, a saludar.

Burla, burlando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: