21 octubre 2011

Víctimas ETA verdugos

Posted in Uncategorized a 9:26 por objetivolima


Como las páginas de los periódicos van a estar estos días llenas de reportajes, análisis y comentarios de gente mucho más cualificada que yo, me limito a hacer una observación que no ha dejado de llamarme la atención desde que se pronunció el anuncio: el número de víctimas de ETA.

Diario ABC: “Casi mil, en concreto 857”

La Gaceta de intereconomía (titular de portada de su edición en papel): “Mil asesinatos después….” (en su edición digital puntualizan: 858 víctimas)

El País: 829 víctimas (en el subtitular de su página web, ahora mismo, dice textualmente “tras haber asesinado a 800 personas”)

El Mundo: 864 víctimas

Público: 829 víctimas

¿Por qué en los medios tradicionalmente considerados “de derechas” las cifras son más altas? ¿Cómo es posible que no sepamos exacta y claramente el número de víctimas? Visto lo visto, hagamos lo más sensato: disfrutar del fin de ETA y olvidarnos de la manipulación informativa.

Anuncios

1 comentario »

  1. Juan said,

    Supongo que es inevitable no cometer errores en una lista de gente asesinada por ETA. También hay alguna que otra mentirijilla propagandística, me temo. La cifra de 829 víctimas tiende a restar a las víctimas de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, ácratas mezclados con una escisión de ETA político-militar (digo “tiende” porque probablemente se han dejado alguna). La cifra de 858 incluye a una víctima del DRIL (Begoña Urroz, que ya vale de mentir sobre esa niña) y a todos los asesinados por los CAA (¿25-30?). Ambas listas incluyen a un asesinado por el Batallón Vasco Español (Martín Merquelanz, 1978, terminado en zeta, que siempre le escriben mal el apellido), y la de 829 a una víctima inocente de la guerra sucia (José Antonio Cardosa, 1989). Se contabilizan casos sin cerrar (Pertur en 1976, Naparra a comienzos de los 80, Echeveste Toledo en 1980, Aguirre Irazuegui en 1975), gente abatida por la poli (Emilia Larrea, 1978), víctimas de grupos hoy ignotos (…hacia 1975 hay una víctima de Doble G o Gazte Gudarostea, p.ej, ¿qué puñetas era eso?). Lo más curioso es la víctima de los desconocidos GAAE (Grupo Autónomo de Autodefensa de Euskadi). No se sabe muy bien si ese grupo estaba en la órbita de los CAA o si era de extrema derecha (yo me inclino por la primera posibilidad), pero da igual, a su única víctima se la contabiliza igual. También hay un guardia civil que se suicidó por el trauma de un atentado que sufrió 2 años antes (el cabo Marrero)…y un odontólogo bilbaino que murió de cáncer al año siguiente de haber sido secuestrado por una escisión polimili (el doctor Allende, 1983). Lo más chocante es que las indemnizaciones a las víctimas del terrorismo se han pasado del 7-6-68 (asesinato por ETA del guardia civil José Pardines) al 1-1-1960 para incluir a Begoña Urroz (herida mortalmente el 27-6-60, mas no por ETA), pero las indemnizaciones a las víctimas de excesos policiales siguen ancladas en 1968, lo cual deja fuera a la primera víctima real de la existencia de ETA: el industrial Batarrita, que pasaba por alli y fue acribillado por la policia hacia 1961. Y como los de la izquierda radical abertzale señalarán sin duda con gran placer, las autoridades ahora tendrán que ocultar que en agosto de 1961 un comando republicano bajo los auspicios de “El Campesino” -que al final de sus días pediría el voto para el PSOE- mató a tiros a un guardia civil en Orbaiceta. En nombre de la III República, ya que el comando de 1961 era del MPTR (Movimiento por la III República).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: